Buscar

¿Cuándo es Recomendable Visitar Islandia?



Islandia es un país que, independientemente de la fecha en la que viajes, siempre tiene algo para sorprenderte. Lo que más atrae al viajero a esta isla nórdica es su incomparable belleza natural. Belleza que está disponible todo el año, pero no siempre se ve igual. Así como cambian las estaciones, también cambia el paisaje y con ello, las sensaciones que obtenemos al viajar. ¿Cómo podemos saber cuándo es la mejor época para viajar a Islandia? ¡Vamos a descubrirlo!


¿Cuál es la mejor época para visitar Islandia?


Todo depende de lo que estés buscando, ya que cada época del año tiene su

encanto. Si tu objetivo es cazar la aurora boreal, la mejor época para viajar a

Islandia serán en los meses de otoño e invierno. Si lo que quieres es disfrutar del aire libre, contarás con más horas de luz en los meses de primavera y verano.


En verano, disponemos de 24 horas de luz diurna, pero en invierno hay una

pequeña diferencia en cuanto a las horas de luz solar. Esto depende de la región, claro. En el norte de la isla hay tan solo dos horas de luz diurna disponible, mientras que en el sur son cuatro, aproximadamente. Es un dato importante a tener en cuenta a la hora de planificar un viaje.


A la hora de planificar cómo te moverás por la Isla, debes prestar atención al itinerario.Si quieres acceder a la región denominada "las tierras altas", debes saber que no es posible hacerlo a través de la Ring Road (carretera 1). En este caso, el acceso sólo es posible mediante las carreteras de montaña o F-Roads. Y para conducir por dichas carreteras necesitas de forma obligatoria un coche 4x4. Las carreteras F son tramos bastante complejos. Por ejemplo, para llegar hasta el cañón de Eldgjá tendrías que atravesar ríos con el coche. Si no estás acostumbrado a conducir por terreno abrupto, ir con un guía que conozca la zona y el clima es recomendable. En este caso, la mejor época para viajar a esta parte de Islandia es en verano.

Las carreteras F estarán abiertas y dispondrás de bastantes más horas de luz.


Más adelante hablaremos de las carreteras de Islandia con más detalle.


Islandia en verano


Viajar en la época estival es una de las mejores opciones, de hecho, en el norte de la isla no llega a ponerse el sol. A este fenómeno se le llama “Sol de Medianoche”. Lo que

quiere decir que las posibilidades de aprovechar los días y disfrutar al aire libre

son infinitas. Los mejores meses para viajar a Islandia son junio, julio y agosto. Estos meses son los que conforman la temporada alta, así que tendrás que reservar con al menos cuatro meses de antelación tus vuelos, el alojamiento, los tours en Islandia y/o la camper.


El tiempo en Islandia en verano


Aunque sea verano, el tiempo en Islandia es muy cambiante. Es decir, en el mismo

día puede llover, salir el sol y hacer viento. Como dice un famoso proverbio islandés: “Si no te gusta el tiempo que hace, espera cinco minutos “. Por el día puede hacer de 12ºC a 25ºC y por la noche, la temperatura puede bajar hasta los 5ºC.


La isla se encuentra en el atlántico norte, rozando el círculo polar ártico y a tan solo 200

km de Groenlandia. Por ello, es vital saber qué tipo de indumentaria se debe llevar.

El sistema de capas siempre funciona muy bien: una camiseta de manga corta, una

chaqueta, un abrigo fino, un gorro, unos pantalones de montaña y unas botas, son

algunos ejemplos. No olvides meter en la mochila la crema solar y las gafas de sol.

Aunque no te lo creas es fácil quemarse, sobre todo si realizas una ruta por algún

glaciar.


¿Qué ver en Islandia en verano?


Otra ventaja de viajar en esta época del año son los accesos al interior y norte de

la isla. Lugares que en invierno son inaccesibles por las inundaciones y los

temporales. Un ejemplo de ello pueden ser los campos de lava de Krafla, uno de los volcanes más explosivos del país. El mes ideal para viajar al Krafla sería en julio.



Región de Vestfirðir (oeste de Islandia)


Es una de las más aisladas de la isla. En esta zona verás fiordos, cráteres, glaciares y hasta cuevas de hielo, como la cueva artificial del glaciar Langjökull. Se puede visitar durante todo el año a través de tours organizados. La mayoría suele tener una duración de aproximadamente dos horas.

Los fiordos occidentales son otra maravilla natural de Islandia que no puedes

perderte en estos meses. Es un enclave poco conocido, pero para los amantes de la

naturaleza que llegan hasta allí, es todo un lujo.


Parque nacional de Snaefellsjökull y península de Snaefellsnes


Se encuentra a un par de horas desde Reikiavik y es accesible en coche por la Ring Road (carretera 1). El volcán que lleva su mismo nombre tiene una altura de 1446 metros de

Altitud y su cumbre está permanentemente nevada. A este volcán solo se puede acceder en 4X4.


El cráter de Eldborg se ubica al sur y actualmente, se realizan rutas hasta la cima.

Un lugar donde practicar kayak es en los alrededores del monte Kirkjufell,

ubicado en Grundarfjordur. Llegarás hasta allí por la carretera 54, en la costa norte.

Si quieres ver ballenas, en la villa de Ólafsvík organizan excursiones para poder

verlas, además está a tan solo 23 km de Kirkjufell.


En el acantilado de Látrabjarg podrás ver al simpático frailecillo ya que este es su

lugar preferido para criar. La cascada de Dynjandi, se ubica en el fiordo Arnarfjörður, muchos la consideran la más bonita de Islandia. Tiene una caída de 100 metros de altura y 30 metros de ancho. El viajero se queda ensimismado mientras observa cómo se desliza el agua sobre la roca, en forma escalonada de tal manera que recuerda a un velo nupcial.


Sur de Islandia

en esta zona encontrarás las cascadas más conocidas como la de

Skógafoss, que recordarás de la película “la vida secreta de Walter Mitty” y la

cascada de Seljalandsfoss. En esta última, tendrás la oportunidad de pasar por

detrás de la cascada ya que existe una cueva que te permitirá hacerlo. Te recomendamos que llegues allí por la mañana ya que por la tarde el sol da de frente y las fotos pierden calidad.


A dos horas de Reikiavik, se encuentra Vik, una acogedora villa con una extensa

playa de arena negra (antracita). Según la leyenda, las formaciones rocosas que se

ven desde la villa, son dos troles que intentaron arrastrar un barco a tierra. El sol

salió antes de que pudieran conseguirlo y se convirtieron en piedra.


Este de Islandia


Es territorio de los glaciares y unos cuantos volcanes. Junto con las

auroras boreales y las cuevas glaciares, son lo más destacable de la isla.


Islandia en invierno


Si de verdad quieres ver la otra cara de la isla, el invierno en Islandia es increíblemente mágico.

Son muchos los aventureros que se atreven a visitar la isla en estas fechas. Todos ellos en busca experiencias únicas. La temporada baja comienza a partir del septiembre y se extiende hasta marzo. Esto es una ventaja, ya que los precios son más bajos.


El tiempo en Islandia en invierno


La temperatura oscila entre los 7ºC -4ºC por el día y (-2 ºC) - (-10ºC) por la noche, sin contar con la sensación térmica. Recuerda que las horas de luz varían del norte al sur de la isla,

pudiendo tener de dos a cuatro horas de luz.



En invierno, lo ideal sería llevar una primera capa (ropa térmica), una segunda

capa (chaqueta y pantalón grueso de montaña) y otra tercera capa (cortavientos).

Además de botas de montaña, guantes y gorro.


¿Qué ver en Islandia en invierno?


La Aurora boreal


Indudablemente, es el principal atractivo de la isla en invierno, dejándose ver desde finales de agosto hasta abril. Para poder verlas se deben dar varios factores: noches frías, lugares con oscuridad total e índice Kp, entre otros. Las auroras boreales en Islandia, se pueden ver desde la misma capital, concretamente en el puerto o en el monumento Sólfar (Viajero del Sol).


También puedes contratar un tour organizado o alquilar un coche que te permita desplazarte lugares sin contaminación lumínica.


Cuevas Glaciares y de Hielo


Visitar las cuevas glaciares del Vatnajökull es una buena alternativa para realizar en el invierno. Siempre debes ir con un guía, ya que las cuevas naturales cambian de forma constantemente. Te proporcionarán el material necesario, como botas (de agua y de montaña), unos crampones, un piolet, un arnés de seguridad y un casco con luz frontal. Cruzarás ríos con agua procedente de glaciares y caminarás sobre hielo un par kilómetros hasta llegar a la cueva glaciar.

El nivel de exigencia de este tour es medio - alto, pero la satisfacción de ver esta maravilla, es enorme.


Baños Termales


Una de las actividades preferidas de los islandeses es reunirse en las lagunas y

balnearios termales. Además de ser una fuente de energía limpia y renovable, las aguas

tienen propiedades curativas para el cuerpo. Por su cercanía a Reikiavik, la Laguna Azul (Blue Lagoon) es la mejor opción. Es una laguna geotermal rodeada de campos de lava. Se sitúa en la península Reykjanes, a tan solo 56 minutos de la capital. En el 2018 se amplió Blue Lagoon con un spa subterráneo (Retreat Spa), un hotel y un restaurante donde probar delicias

islandesas.


Puedes aprovechar para visitar la ciudad, ya sea en un tour organizado o por tu

cuenta. El arte callejero se respira en cada esquina y las tiendas islandesas, son de

lo más curiosas.


Desde el puerto Vesturbugt, salen barcos para el avistamiento de ballenas. Si no puedes hacerla aqui, tienes la oportunidad de avistar ballenas en Husavík. Es una de las cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida.


Carreteras en Islandia


La Ring Road, que se encuentra en muy buen estado, es la carretera circular que rodea todo el país. La velocidad máxima que admite es de 90km/h. Suelen quitar la nieve con bastante rapidez, pero algunos tramos pueden permanecer cerrados si cae una gran nevada copiosa.


Luego están las F-Roads (carreteras de montaña) que permanecen cerradas durante

el invierno. Ahí van algunos consejos si vas a conducir:


1. Cuando te montes en el coche, enciende las luces siempre.

2. Si necesitas echar gasolina, no esperes a la siguiente gasolinera ya que las distancias

Entre estaciones de servicio puede llegar a ser de hasta 300 kilómetros.

3. Si de repente comienza a hacer viento, estate atento a las puertas del coche, puede

llegar a arrancarlas.

4. Antes de coger el coche, comprueba que llevas un rascador para la luna.

5. Si quieres hacer fotografías, procura aparcar en lugares adecuados para

ello. No pares en plena carretera ya que puede suponer un peligro para ti y para otros viajeros.



Aplicaciones útiles una vez que estés en Islandia:


Veður (para controlar el tiempo), Aurora Forecast (pronóstico de auroras boreales), Strætó (información sobre el transporte y compra de billetes) y 112 Iceland app (en caso de emergencia).


La Mejor Época para Viajar a Islandia


Ya que sabes qué puedes encontrarte en las estaciones principales del año, debes decidir cual es el objetivo principal de tu viaje y qué deseas ver. Islandia es un país que nunca te defraudará, da igual la estación del año en la que vengas. Y si por casualidad te quedas con ganas de conocerla en una época diferente, ya tienes la excusa perfecta para volver.

29 vistas