Buscar

Islandia con niños: Cómo Divertiese a lo Grande

Son muchas las personas que por alguna razón piensan que Islandia no es un país para los más pequeños. ¡Nada más lejos de la realidad! Nuestra pequeña isla nórdica puede ser el sitio ideal para que los niños dejen la imaginación volar. Desde zonas volcánicas que recuerdan a otros mundos a fauna completamente adorable. Todas ellas están hechas para el disfrute tanto de los más grandes como de los más pequeños. Vamos a descubrir cómo es viajar a Islandia con niños y qué excursiones te recomendamos hacer.


Vacaciones en Islandia con niños


Solemos pensar que los niños quieren cosas más complicadas de lo que realmente quieren. Es por eso que muchos padres tienden a pensar que quizás un sitio como Islandia no es el adecuado. Tierras deshabitadas, falta de WIFI, de parques de atracciones y de ese tipo de entretenimiento que solemos encasillar como “para niños” Lo cierto es que los más peques de la casa son personitas con una capacidad creativa ávida de aventuras, de inventar, de explorar. Y todo eso, no sólo es posible en Islandia, sino que el propio país invita a ello. Cuando veas a tus pequeños totalmente asombrados por lo que la naturaleza salvaje y virgen de Islandia les muestra, lo entenderás.


Lo que sí es necesario es intentar adaptar las actividades a la capacidad de tus hijos. Quizás escalar un glaciar sea pedir demasiado, pero ¿una tarde de caminata suave y un baño en aguas termales? ¡éxito asegurado! Te vamos a dar unas cuantas ideas para que os lo paséis fantásticamente bien.


Excursiones con niños en Islandia


Pues vamos a empezar con el clásico: rutas por la naturaleza. Evidentemente no estamos hablando de hacerse una kilometrada. No hay niño que aguante eso. Pero es importante saber que muchas rutas, tienen la posibilidad de hacer una versión mucho más corta pero igual de impresionante. Aquí te dejamos unas cuantas:


Landmannalaugar:


Las excursiones a Landmannalaugar son ideales para grandes y pequeños. Es una de las zonas más bonitas del sur de Islandia. Con montañas de mil colores, una bruma que da un aire mágico a la zona. Aquí tus pequeños podrán correr, juguetear, saltar charcos y sentir la naturaleza en su máximo esplendor. Es un sitio que no hace falta adentrarse muchísimos kilómetros para que te sorprenda con su belleza.

Por ello, puedes hacer una pequeña caminata con tus pequeños y prometerles al final una gran recompensa: un baño es las cálidas aguas termales de la zona. Son completamente gratuitas, no tienen demasiada profundidad así que son bastante seguras. La temperatura es la adecuada para el baño, aunque hay pequeños núcleos donde el agua sale más caliente. Ve tanteando poco a poco para encontrar la zona adecuada para vosotros. Cerca, hay instalaciones con baños, duchas y vestuarios que sí tiene un pequeño coste. Pero que hará más sencilla la tarea de volver secos al alojamiento.


Askja:


La excursión a Askja está hecha también para niños ¡incluso bebés! Al ir con un guía experto y en autobús 4x4, los niños no tienen que caminar tanto, así se cansan menos. Askja es un sitio que recuerda a otros planetas. Aquí, su imaginación se desborda, juegan a ser astronautas, científicos de la NASA y haber llegado a la luna. Y no es de extrañar ¿sabías que aquí hizo su entrenamiento Neil Armstrong? Todo ello acompañado con un colofón inesperado: ¡un baño en las aguas termales de un cráter!


Sí, sí, como has leído. Esto es impresionante para cualquiera, independientemente de su edad. El cráter Viti (que significa infierno) está ya inactivo, pero dentro de él, se ha creado un llamativo lago de aguas turquesas. La energía geotérmica remanente en el interior del cráter, mantiene las aguas calientes y aptas para el baño.


Aurora Boreal:


Esta excursión también es apta para todas las edades. Ahora, ya depende de la capacidad y edad de cada niño de mantenerse despierto. Para ver las auroras se necesita oscuridad y cielos claros. Por ello, se realiza a partir de las 21:00h, cuando la noche ya es cerrada en Islandia. Eso implica que hay que estar despierto y pendiente de los cielos hasta tarde en la noche.

Si tu pequeño puede aguantarlo, entonces la recomendamos sin duda alguna. Jugar a ir de caza de los fantasmagóricos seres que bailan en el cielo es fascinante. Sensación incomparable a lo que sienten cuando finalmente las ven danzar en el firmamento. Si ya es majestuoso para aquellos que ya tenemos cierta edad, para los peques es algo sublime.


Actividades con niños en Islandia


Aparte de las excursiones, también existen múltiples actividades que puedes realizar con ellos. Puedes realizarlas a la vez que vas recorriendo Islandia y conociendo sus preciosos rincones.


Montar a caballo:

Montar a caballo ya es divertido de por sí. Pero cuando ven a los caballos islandeses, la diversión se duplica. Los caballos islandeses son una raza única, parecen ponis ¡pero no lo son! Son animales nobles, acostumbrados al trato con los humanos. Tus hijos estarán encantados de pasear por algún fiordo a lomos de estos adorables equinos.


Piscinas municipales:

Si los baños en las aguas termales no fueron suficiente, no pasa nada. Siempre nos quedarán las piscinas municipales. En Islandia son más que un centro de baño, son un centro social. La mayoría están climatizadas o con agua que procede de zonas geotérmicas. Existen multitud de ellas a lo largo y ancho del país. Con toboganes y zonas exclusivas para niños, como Sundlaugar en Reikiavik.


Avistamiento de aves:

Por si no lo sabes, en Islandia hay múltiples sitios donde avistar aves. El simpático y omnipresente frailecillo viene todos los años a anidar y criar en Islandia. Si tus hijos son amantes de las aves, no lo dudes, Islandia es vuestro sitio.


Viajar a Islandia con niños: Qué excursiones hacer


Como puedes ver, en Islandia sobran opciones para realizar con los más pequeños de la familia. Es importante que lo planifiques con antelación porque la naturaleza, aunque hermosa, también puede ser letal. Islandia es un país lleno de naturaleza virgen y salvaje y eso conlleva cierto riesgo. Existen áreas de Islandia que, aunque son muy populares, no nombramos en este post por el peligro que entrañan.


Sitios como Geysir, con agua a más de 100 grados centígrados, puede no ser el sitio más ideal para dejar que los niños vayan libres. Hay playas preciosas, pero también peligrosas como Reynisfjara donde la marea es traicionera y las olas se llevan cada año a algún turista. Que esto no te limite, es tan sencillo como elegir los sitios con antelación y adaptar vuestro viaje. En caso de visitar esos sitios, simplemente hay que ser conscientes de que se necesita el doble de cautela.


¿Preparado para hacer un viaje mágico a la tierra del fuego y del hielo? ¡Os esperamos!

0 vistas